emprendedoras atentas

Emprendedoras Atentas

Emprender implica muchas veces una carrera sin límites. Las exigencias que nos impone nuestro ritmo de vida y el momento tan especial de comenzar un proyecto laboral independiente es de por sí desafiante y, a veces, estresante.

Vivimos en una sociedad que estimula la hiperactividad, que nos lleva a postergar o descuidar nuestra salud física y mental. Sumado a esto, las mujeres de hoy tendemos a seguir sosteniendo algo típico de nuestro género: el “multitasking” (hacer varias cosas a la vez) con la ilusión de poder hacer todo rápido y bien. Estamos  entrenadas en este tipo de atención y actividad,   pero tiene un alto costo: agotamiento, ansiedad, sensación de inquietud, desconexión.

Emprender requiere creatividad, organización, dinamismo, apertura a nuevos aprendizajes y vínculos sociales, tolerancia a la frustración, paciencia,  motivación, autoconfianza y  serenidad.  Muchas son las competencias requeridas para que se den las condiciones de éxito a las que aspiramos.

Para emprender, también se recomienda estar en armonía con uno mismo, tomar el tiempo de reflexión necesario que nos lleve a pensar qué queremos, cómo lo desarrollaremos, qué herramientas utilizaremos. Para ello, necesitamos estar conectados con el momento presente, con nosotros mismos. Nuestra mente tiende a ir al pasado y al futuro, y le cuesta centrarse en el momento presente, en lo que nos sucede en ese instante.

La propuesta es aprender a pasar del “modo hacer” al “modo ser” y vincularnos más con nuestro mundo interior para, desde ese conocimiento más profundo de hoy y con mayor conexión con nosotros mismos y los demás, lograr aquello que deseamos emprender.

En el marco de Talleres de Calidad de Vida, te invitamos a participar de un taller que puede ayudarte a manejar mejor el estrés y la ansiedad cotidianos, y vivir cada momento con mayor plenitud y bienestar.

Deja un comentario