Prevención de accidentes domésticos

accidentes domesticosLos accidentes domésticos pueden darse en cualquier momento de la vida de una persona, pero quienes presentan mayor vulnerabilidad a sufrirlos son los niños menores de cinco años. Los mismos pueden generar consecuencias muy graves, desde su muerte hasta lesiones físicas irreversibles. Por ello, es de suma importancia prevenirlos, adaptando el ambiente en el que se encuentran y que, tanto padres como cuidadores, extremen las medidas de cuidado.

A continuación, se detallan los accidentes más frecuentes y como pueden prevenirse:

  • Golpes y caídas:
    • Evitar dejar solos a los bebés en superficies de las que puedan rolar, tales como la cama, cambiadores, la mesa, etc.
    • Cuando comienzan a caminar, calzar siempre al niño con zapatos con suelas antideslizantes y evitar que circulen por suelos mojados o resbaladizos.
    • Evitar muebles con puntas o bordes filosos. En caso de tenerlos, aplicarles punteras o goma eva para evitar que se golpeen contra ellos si se caen.
    • Alejar del alcance, banquetas a las que puedan treparse para alcanzar objetos.
    • Tratar de tener despejado de objetos el piso para evitar que se tropiecen con ellos.
    • Utilizar antideslizantes en la bañadera y nunca dejarlo solo.
    • Proteger ventanas, balcones y escaleras con redes, rejas, barrotes, etc.
  • Quemaduras:
    • Al momento de cocinar, en la medida de lo posible, evitar que los niños estén en la cocina. En caso contrario, cerciorarse de que no estén en el piso cerca de las hornallas o cacerolas.
    • Mantener tapadas las ollas para evitar quemaduras por salpicaduras de comida.
    • Utilizar siempre las hornallas más alejadas y mantener las asas y mangos de las cacerolas hacia atrás.
    • Alejar los objetos calientes tales como té, café, agua para el mate, alimentos elaborados, planchas, etc.
    • Evitar el uso de mantenles en las mesas ya que podrían tirar de ellos y quemarse o lesionarse con algún objeto que este apoyado sobre ella.
    • Alejar de su alcance objetos ignífugos tales como fósforos, encendedores, etc.
    • Apartar las estufas, ya que podrían quemarse o introducir elementos en ellas provocando incendios.
  • Envenenamiento:
    • Mantener fuera de su alcance medicamentos, artículos de limpieza, artículos de perfumería y cosmetología, bebidas alcohólicas, venenos, pinturas, disolventes, etc. Ubicarlos en lugares altos y bajo llave. Si alguno de estos productos se encuentran en la heladera, proteger la misma con trabas que impidan su apertura.
  • Asfixia, ahogamiento y atragantamiento:
    • Evitar el acceso a elementos pequeños que puedan llevarse a la boca, tales como partes pequeñas de juguetes, monedas, pilas, maníes, etc.
    • Mantener lejos del niño bolsas de plástico.
    • Nunca dejar solo a los niños en la bañadera y poner siempre protección a las piletas de natación.
    • Para los bebés, evitar que duerman en su cuna con almohadas o peluches.
  • Electrocución:
    • Tener en buenas condiciones las instalaciones eléctricas y disponer de un disyuntor.
    • Proteger todos los enchufes de la casa.
    • Elevar los cables a alturas altas inalcanzables para los niños o utilizar cables canal.
    • Mantener aparatos eléctricos alejados de ellos, tales como estufas eléctricas, ventiladores, radios, televisión, etc.
  • Heridas:
    • Alejar elementos punzantes o filosos de su alcance, tales como cuchillos, abrelatas, maquinitas de afeitar, agujas, pelapapas, tijeras, plantas con espinas, etc.

Ante cualquier duda o inquietud consulte con su médico.

Lic. Alejandra Politis Sanz

 

Más artículos:

Cómo prevenir enfermedades respiratorias en invierno
Juegos para estimular el lenguaje en los niños
¿Cómo elegir el colegio para nuestro hijo?
¿Qué son los primeros auxilios?
¿Cómo jugar con un niño de tres a cuatro años?
Consejos a la hora de decir “no” o pedir algo a nuestros hijos